martes, 1 de diciembre de 2015

El bosque de las mujeres





 Ellas caminan y descubren en las sombras, anhelos. Un olor, un sonido que les recuerda dónde quieren estar. Cerca de la corteza del viejo árbol, aquel que les devuelve a las profundidades de su alma. 

Cuando cruzan el umbral ya no pueden olvidarse de él. Una vez dentro hay un vehículo que te baja y muestra el océano interior. Mejor si te acompaña una mujer sabia. A ella puedes formular cuántas preguntas quieras y te guiará a lo más auténtico de ti. No tengas miedo, pregunta. Si quieres saber, pregunta. 

Por un momento, el gran árbol te permite ascender por la corteza y asomarte al bosque. Desde allí, en lo alto, puedes ver otros árboles frondosos como el que ahora te cobija. 
Pero ahora tienes que continuar tu trabajo en las profundidades. Puede que allí escuches algún grito o que una mano aparezca de la nada y te agarre la pierna. Quizá te encuentres con una barca de madera y las rocas te hablen verdades. 
El viejo árbol te mostrará el mar a través de una ventana como de submarino. De repente, cascadas. Te encuentras con otra mujer, y juntas, de la mano, os sumergís en las tibias aguas.







De viaje
Natalia Navarro *lqc*

3 comentarios:

  1. Me parece maravillosa la poesía que desprenden todos tus textos y los trabajos que desarrollas con los niños

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias! Tus palabras me animan a continuar con mi labor :-)

    ResponderEliminar
  3. Sueños... símbolos del mundo onírico con significados profundos, multitud de vertientes y profundas resonancias.

    Un amor grande, fascinación por la Mujer y lo femenino amable, misterioso, benéfico y sabio. Que enseña, descubre, ayuda a crecer y madurar el alma cuando más profundamente explora. Confianza.

    La mujer sabia te acompaña de la mano, guía tu propia alma como referente amiga que refleja lo más bello y bueno de tu propio yo.

    Otra mujer amiga, que no extrañas, resulta cercana y afín en sintonías para explorar juntas profundidades nuevas ...
    Toda Mujer, su mundo, inquietud y búsqueda vibra en tí, como sonido de bosque, aroma y tacto; siempre familiar, hace familia contigo y en ti.

    Mara

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tus palabras en mi blog!