viernes, 13 de junio de 2014

Bienvenida, bienvenido




Hace un tiempo descubrí que mi nombre, además de "día del nacimiento", significa "aquella que cuida de la vida". Me pareció muy bello y por eso he decidido que sea la dirección de este blog. 
No siempre me he cuidado, de hecho, durante muchos años me he tratado mal. Quizá durante todo el tiempo que estuve sin saber el significado de mi nombre. Haberlo descubierto ha sido una confirmación de lo que ya comenzaba, apenas comenzaba, a practicar.
Y es ese el camino y la dirección de mi vida, cuidarme y cuidar. Cuidarme para cuidar. Con toda la amplitud del verbo.
No tengo idea de los derroteros que tomará este blog, tampoco lo había pensado, simplemente hoy ha surgido, me ha brotado y he querido darle expresión. Dar expresión a Natalia y que pueda servir para algo. 



Tengo que agradecer de corazón a las mujeres que me han enseñado y me enseñan a cuidarme. A Maribel y a Makiko, a Lucía. En especial a ellas pues han sabido mostrarme un camino más auténtico, el de vuelta a casa. Os quiero. Y os dedico este rincón de mi corazón.

Gracias a ti,Rodrigo, por acompañarme a recordar lo que ya soy.



Bienvenida mujer, bienvenido hombre.



Natalia
Junio de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tus palabras en mi blog!